Regalos de empresa: ¿cómo elegir el correcto? Por DALKON


Regalos de empresa: ¿cómo elegir el correcto? Por DALKON

Regalos corporativos: ¿Cómo elegir el correcto?
¿Todavía se pueden permitir las empresas elegir regalos promocionales? La pregunta parece legítima si se considera que la crisis económica de estos años ha obligado a las empresas a recortar las inversiones menos efectivas y a aplicar políticas muy estrictas de revisión de los gastos, especialmente en las partidas de producción menos esenciales.

Según algunos datos, los gastos de regalos corporativos que las marcas españolas por sí solas hicieron a nuevos clientes potenciales, compradores fieles y probables interesados fue de más de 15.000 millones en todo el año 2019: la cifra anterior a la crisis puede no estar en consonancia con la actual, pero sin duda el regalo de empresa sigue siendo, y seguirá siéndolo durante mucho tiempo, una herramienta importante para el marketing en las empresas.

Los regalos de empresa, de hecho, cubre la última de las "4 P" (producto, precio, punto de venta y promoción) fundamentales en cualquier estrategia de marketing, la de la promoción, y lo hace dando visibilidad a la empresa y sus productos, a menudo simplemente gracias al logotipo impreso en los objetos que se regalan, multiplicando los puntos de contacto entre la empresa y el cliente y, más en general, mejorando tanto la experiencia de la marca como el recuerdo que se tiene de ésta.

Regalo de empresa: cómo funciona y qué ventajas aporta para la marca
Cómo funcionan realmente los regalos de empresa o corporativos. No importa su valor: es un objeto que, o hace que el cliente se sienta recompensado por su elección en el caso de los regalos y bonificaciones que acompañan a la venta, o le incita a elegir esa marca en lugar de a una de sus competidoras, en el caso de los regalos destinados en su lugar a los compradores potenciales. En cualquier caso, logra inducir al receptor a buscar nuevas oportunidades para relacionarse con la marca en cuestión.

En otras palabras... El mecanismo es el que se encuentra en la base de la economía de la donación, por el que el donante y el receptor establecen una relación hecha de gratitud, obligación y expectativas. Es cierto que quien hace un regalo (en este caso la empresa) lo hace porque se quiere mostrar gratitud al destinatario, pero no se puede negar que también se espera recibir algo a cambio (un nuevo cliente adicional, un antiguo cliente fiel, alguien que se convertirá en embajador de los servicios, etc.). Por su parte, quienes la reciben se sienten obligados a corresponder, en un crescendo que desde el punto de vista puramente económico es del tipo "ganar-ganar".

Sin embargo, dependiendo de la forma en que se utilicen, y especialmente dependiendo del destinatario, los beneficios de los regalos de empresa son muchos.

Son una forma barata y eficaz de anunciar la marca o los productos, especialmente si son nuevos: como se ha mencionado anteriormente, el simple hecho de que el gadget de la empresa lleve a la vista el logotipo y la información esencial de la empresa en cuestión, puede significar mucho en términos de reconocimiento de la marca con los nuevos clientes y no, con umbrales de atención a los mensajes publicitarios cada vez más bajos, entonces, un objeto físico como un bolígrafo, un puntero láser, un lápiz USB personalizado representan una memoria material y facilitan el almacenamiento del mensaje en cuestión.

Representan un vehículo para las relaciones públicas: sea del tipo que sea y a quien vaya dirigido, el aparato de marca se "entrega" al cliente, al interesado, al empleado y esto presupone un momento estratégico de relación para la empresa y los expertos en relaciones públicas.

Sin embargo, en general, los regalos de empresa ayudan a mejorar la imagen corporativa, transmitiendo la idea de una organización.

Por las mismas razones, si están destinados a los empleados, los regalos corporativos mejoran el sentimiento de satisfacción y pueden ayudar a la lealtad a la marca.

Cómo elegir el regalo de empresa adecuado

El mayor desafío, entonces, es elegir el regalo de empresa correcto. A lo largo de los años, las marcas han demostrado su originalidad, en algunos casos eligiendo regalos extraños y ciertamente memorables. No hay guías definitivas ni reglas de oro en este sentido, pero una investigación centrada en el uso de los regalos corporativos por parte de las aerolíneas británicas pone de relieve una serie de principios importantes a tener en cuenta, empezando por la posibilidad de clasificar los regalos corporativos en tres grandes grupos:

- El primero es el de los aparatos de bajo coste, como bolígrafos, lápices, marcapáginas, llaveros, a menudo muy impersonales y, por lo tanto, para ser reservados a un objetivo diferente, el de los clientes potenciales que aún no están perfilados, por ejemplo.

Regalos de empresa tecnológicos este grupo está formado, en cambio, por objetos de mayor valor como pequeños aparatos electrónicos o dispositivos personalizados de alta tecnología que pueden ser entregados a clientes leales o dentro de programas de lealtad.

- El último grupo incluye regalos corporativos muy valiosos que deben reservarse para los socios comerciales, los clientes importantes o los empleados que han logrado resultados particulares en una gestión por objetivos.

Sin embargo, lo más importante es elegir el regalo de empresa que mejor pueda representar a la empresa, la historia y los valores: se puede intentar en este sentido "quedarse en el sector", eligiendo por ejemplo objetos que se refieran a los de la propia empresa.

Incluso considerar los gustos del público objetivo podría ser una buena idea, teniendo en cuenta que cuanto más útil y satisfactoria sea una necesidad concreta, más probable es que un aparato de la empresa sea utilizado diariamente por quienes lo reciben: Hay que pensar, por ejemplo, en las baterías externas para para cargar teléfonos móviles y tablets, por ejemplo, o en las botellas de deporte que las marcas de la industria dan a los ciclistas y similares.

Sin embargo, los artículos más regalados por las empresas siguen siendo los de papelería y ropa, como calcetines personalizados, junto con pequeños dispositivos informáticos y medios de almacenamiento como los pendrives, especialmente en los últimos años.

Al fin y al cabo, una memoria USB personalizada es uno de los regalos más versátiles: no importa en qué sector opere la marca de referencia o quién sea el destinatario, porque almacenar los archivos propios y poder llevarlos consigo es una necesidad que concierne a un número cada vez mayor de personas (una curiosidad: en 2019 se alcanzó el umbral de 300 millones de memorias USB vendidas en un año). Cuando se elija un pendrive como gadget para los clientes o empleados, hay que tener cuidado de elegir el diseño y algunas características técnicas que recuerden a la empresa o que puedan representar un valor añadido para quienes lo reciben y, de esta manera, mejorar la percepción y la memoria.

No hace falta decir que un diseño original y colores que recuerden la marca, o incluso el logo impreso en el cuerpo, pueden ser factores estratégicos. Características menos obvias como la capacidad de memoria, la velocidad y el rendimiento también pueden ser apreciadas por los receptores conocedores de la tecnología. Por no mencionar que, en algunas ocasiones, puede ser incluso útil dar un dispositivo que ya contenga archivos: catálogos de empresas, pueden aumentar el valor percibido y la utilidad del propio dispositivo de la empresa.

Plan de marketing: algunos consejos para insertar en los regalos de la empresa

Una vez que haya elegido el regalo corporativo que más convenga -o los regalos, si se tiene un presupuesto consistente para diversificarlos- se debe tener en cuenta, finalmente, algunos otros factores:

- ¿Cuándo donar un objeto de marca? Normalmente se eligen las fiestas, especialmente la Navidad, y otras fechas importantes para la empresa. Igualmente, populares son ocasiones como las ferias comerciales, el lanzamiento de un nuevo producto, las conferencias de prensa, los eventos de la industria.

- ¿Imprimir o no su logo y otros elementos de reconocimiento en los regalos? La pregunta es cualquier cosa menos secundaria. Según algunos, un regalo demasiado explícitamente vinculado a la marca sería una especie de "chantaje" para que quienes lo reciben se sientan obligados a corresponder comprando a la empresa, financiándola, etc. Sin embargo, hoy en día hay muchas maneras de jugar con los regalos de empresa, dejando sólo algunas pistas (un hashtag para seguir en las redes sociales, un color o símbolo vinculado a la empresa, una llamada a la acción, etc.) que pueden estar, aunque sea indirectamente, vinculadas a la marca: en este caso, entre otras cosas, también se potencia la implicación del consumidor.

- ¿Cómo tratar con los clientes de otros países? Hoy en día es fundamental tener en cuenta las diferencias culturales en el seno de la empresa, especialmente con las marcas que tienen como objetivo ser cada vez más activas en los mercados internacionales. Antes de incluir los regalos de la compañía en la mezcla de marketing específica del área, es mejor asegurarse de que los regalos no están mal vistos por la cultura empresarial local o que no hay una etiqueta específica a seguir en la materia.

Fuente Comunicae

notificaLectura.php?tipoCanalId=110&nota

ComunicaeRegalos de empresa: ¿cómo elegir el correcto? Por DALKON


0 Comentarios sobre Regalos de empresa: ¿cómo elegir el correcto? Por DALKON


Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.

posicionamiento en buscadores
posicionamiento en buscadores
Ultimos comentarios
Diario Economía www.diario-economia.com
Diario digital de libre participación, formado por agencias, empresas y periodistas que desean publicar notas de prensa y dar así a conocer sus servícios o productos.
Este portal de notas de prensa pertenece al grupo Cerotec Estudios www.cerotec.net, formado por más de 40 portales en internet.
© Diario Economía 2021